Familia

Conoce sobre células madres

Por: Dr. Danilo Ramírez

 

En los últimos años hemos podido ver como distintos diarios y medios especializados nos bombardean con noticias sobre las células madres y sus múltiples utilidades, que van desde el tratamiento de enfermedades como Diabetes, Parkinson, Alzhéimer y patologías estructurales como insuficiencia cardiaca. Las células madres también formaron parte activa de la conversación nacional cuando se supo del uso de este tratamiento para alargar la carrera de un pelotero de Puerto Plata.  Pero adentremos un poco en estas unidades para conocer cómo funcionan.

 

¿Qué son? 

Se conoce como células madres (Steam Cells, CD34, entre otras) a un conjunto de células que pueden dividirse en prácticamente cualquier célula especializada (entendiéndose por especializada cualquier célula  diferenciada que realice una función, como un miocardiocito (célula del músculo cardiaco) que tiene una función contráctil o una neurona que se encarga entre otras cosas, de conducir impulsos nerviosos de un lugar a otro).

 

¿Cuáles tipos existen?

a) Células madres embrionarias: se encuentran en los embriones que están en la etapa de blastocisto, recordemos que desde el momento de la fecundación, en la cual se unen dos células haploides para dar una célula diploide llamada cigoto continúan un conjunto de divisiones celulares mitóticas que van a llevar a la formación de este conjunto de células con un contenido próximo de 200 células en su parte interna siendo cada una de estas células capaces de formar células especializadas de hígado, corazón, riñón, cerebro, en resumen de cualquier parte del cuerpo. 

b) Células embrionarias del adulto: están en diversos reservorios, ya sea médula ósea, grasa, capa basal de la piel. Tienen la facultad de dividirse en células especializadas pero ya no son capaces de producir todas las células del cuerpo sino que están destinadas a la reparación del tejido a que pertenecen, por ejemplo, las células de la capa basal de la piel solo podrán dar tejido cutáneo y es lo que nos ayuda a reparar toda la capa de piel que perdemos día a día.

 

¿Cómo se obtienen? 

Aquí también vamos a clasificarlo dependiendo del tipo de células que queramos conseguir recordando que ya habíamos hablado de células madres embrionarias y células madres adultas. Para obtener células madres embrionarias se toman fetos en estado de blastocito (estos embriones se podían obtener de muchas maneras, como por ejemplo aquellos que se rechazan para la fertilización in vitro) para recolectar las células que se encuentran acumuladas en su masa interna.  

La otra modalidad es aún más revolucionaria y fue desarrolla por el Dr. Shinya Yamanaka, ortopeda Premio Nobel de Medicina en 2012, que se preocupó por los pacientes que tenían lesiones intratables de la médula comenzando a investigar sobre la posibilidad de regenerarla médula. Luego de años estudiando las señales de inducción y como afectaban las células en su proceso de diferenciación logró aislar 100 o más proteínas  que participaban en este proceso descubriendo que las más importantes de este proceso, lo que logró llevar a la medicina a otro nivel. Con este nuevo hito ya no era necesario obtener embriones humanos, sino que solo agregando estos señalizadores a una célula especializada como el fibroblasto, este hacia algo increíble comenzaba a involucionar a etapas previas hasta que al final obteníamos unas células madres plenipotenciales o como se conocen en medicina células madre IPS, capaces de generar la mayoría de los tejidos.

Para obtener células madres adultas, solo se extraen de su reservorio ya sea en la grasa o en la medula ósea y luego de aislarlas se colocan donde se requieren.

 

Lo que debes saber si estás interesando en este tipo de tratamiento 

• No se conocen muchos riesgos reales sobre su uso. 

• No es una terapia 100%  curativa  aunque se obtienen grandes mejorías.

• No está cubierta por ninguna compañía de seguro.

• La obtención de estas células no es un proceso sencillo, deben cultivarse una vez aisladas, por lo tanto tomará tiempo ver resultados.