Niño Pequeño

Enséñales a comer FIBRA!!

La fibra es una valiosa fuente de beneficios para el organismo: previene el estreñimiento y otros problemas intestinales, disminuye los niveles de colesterol y glucosa, y puede reducir el riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares en la edad adulta. Además, hace que nos saciemos antes y, por tanto, que comamos menos cantidad, lo que ayuda a controlar el peso.
 
La fibra está compuesta por trozos de alimentos que no podemos digerir, por lo que actúa como una esponja que limpia nuestro organismo arrastrando y eliminando de él todo tipo de toxinas y otras sustancias nocivas como, por ejemplo, el colesterol.
 
Hay cinco grupos de alimentos que nos proporcionan la fibra que necesitamos.
Son los siguientes: cereales integrales, legumbres, frutas, vegetales y frutos secos.
Por desgracia, es muy común que los niños coman pocos alimentos de estos grupos y que, por tanto, no reciban el aporte de fibra suficiente.
 
Hay que tener en cuenta también que la ingestión de fibra debe acompañarse de líquidos, que ayudan a empujarla a través del sistema digestivo, evitando que forme una masa compacta. Así que espreciso beber mucha agua y otras bebidas no calóricas.
 
La cantidad que necesitamos cada día se calcula sumando 5 a la edad. Así, un niño de 5 años debería tomar 10 gramos de fibra diariamente.
 
Los niños menores de un año tienen suficiente fibra si comen papillas de frutas, vegetales y cereales. Es importante no abusar de ella, pues esto provocaría gases y cólicos abdominales, y evitaría la adecuada absorción de minerales.
 
A los padres nos toca hacer un esfuerzo para educar niños con hábitos alimentarios correctos. Los niños aprenden por imitación. Deben vernos comiendo productos integrales, frutas y vegetales para seguir nuestro ejemplo.
 
Excelentes aliados:
Manzana
Lechuga
Lechosa
Pan integral
Ciruela
Arroz integral
Pasas
Granola
Mandarina
Avena en hojuelas
Espinaca
Aceitunas
Hongos
Palomitas de maíz
Habichuelas rojas
Maní
 
La semilla de lino: Es una fibra de primera. Resulta ideal para evitar el estreñimiento y no produce gases ni fermentaciones.