Recién Nacido

Asegura el bienestar de tu bebé

 Por: Patricia Minalla

 

Toda madre sabe que el mejor regalo que puede hacerle a su bebé es la salud. Impulsados por esta premisa, tomando en cuenta el buen cuidado que requiere un recién nacido y la importancia de la prevención, le pedimos a las pediatras Alexandra Guzmán y Brenda Minalla las pautas básicas que las madres deben tomar en cuenta para criar a sus bebés libres de enfermedades. “La madre debe ser una guardiana de su bebé, en especial si es primeriza, debe mantenerse alerta y observarlo: su piel, sus movimientos, sus reacciones”, expresa la especialista Alexandra Guzmán.

 

Según la doctora Guzmán, el primer paso para asegurar el bienestar de un niño acabado de llegar al mundo es confirmar con su pediatra si al nacer, éste le ha hecho el test de tamizaje. “Es primordial que la novel mamá consulte con el pediatra del niño antes de salir del centro de salud donde dio a luz, si este le tomó las muestras del programa de tamizaje neonatal. Haciendo estos exámenes se pueden identificar padecimientos que a simple vista no se ven y que podrían tener secuelas irreversibles”, manifiesta Guzmán.

 

Se le llama tamizaje a un conjunto de pruebas de laboratorio que se le hacen al niño al nacer, para prevenir y detectar enfermedades que pueden representar un riesgo a futuro. El propósito de estas evaluaciones es reconocer cuáles son esos trastornos que podrían aparecer de manera frecuente para controlarlos con medicina preventiva y así evitar que afecten la calidad de vida del niño y su familia. Así mismo, la doctora Brenda Minalla hace especial énfasis en la leche humana como el alimento más completo para el bebé y el más beneficioso para su bienestar.

 

“La lactancia materna es esencial para el desarrollo del neonato por su acción protectora y nutritiva. Cuando un madre decide criar a su hijo exclusivamente con la leche que producen sus senos está ganando inmediatamente un seguro de vida”, asegura Minalla. Para la doctora Minalla, la leche humana es la más favorable para el estomaguito del bebé porque es la que tolera mejor y con esta tiende a vomitar menos. “La leche materna proporciona un anticuerpo llamado inmunoglobulina que ayuda a desarrollar fuertes defensas al niño, lo protege de alergias, gérmenes digestivos y tiene acción antivírica y antibacteriana. Además, tiene un componente que protege las paredes intestinales del bebé y que hace que sus heces produzcan un pH acido que puede disminuir la posibilidades de dermatitis del pañal”, manifiesta la experta.

 

Otra sugerencia de estas doctoras, es evitar que el bebé haga contacto con personas contaminadas ya que la defensa de los niños recién nacidos suele ser muy baja, y tienen a infectarse con facilidad con cualquier virus o bacteria.

 

Una forma ya conocida de evitar que los niños contraigan ciertas enfermedades es a través de las vacunas proporcionadas por su médico periódicamente. De igual modo, llevar al bebé a chequeos cada mes hasta que cumpla el año es una consideración primordial para asegurar la buena salud de tu hijo. “Esta es la oportunidad que tiene su pediatra para evaluarlo, medirlo y ver cómo va su desarrollo”, explica la doctora Guzmán.

 

Al hablar de salud preventiva, la pediatra Alexandra Guzmán también hizo referencia de que es vital mantener buenas condiciones de higiene en el niño y su alrededor. “El niño debe estar siempre higiénico. A los recién nacidos hay que asearlos una vez por día y en climas muy calurosos se aconseja refrescarlo dos veces en distintos momentos con un paño húmedo. También hay que curar la cicatriz umbilical tres veces al día con alcohol y limpiarle la carita con agua, sin jabón, siempre que sea necesario”, explica.

 

Sacar al niño a tomar el sol para que reciba vitamina D, de cinco a diez minutos cada mañana es un hábito que ayuda a fortalecer su sistema inmune, así como mantener sus accesorios limpios y biberones esterilizados. Todas estas recomendaciones sumadas a la supervisión del pediatra de cabecera y tu amor incondicional ayudarán a que tu bebe crezca sano y fuerte.